Garrafa Social: para evitar sobreprecios el Gobierno analiza ponerle chips a las garrafas



Existe preocupación en el Gobierno Nacional porque les cobran un mayor valor de la garrafa que el oficial a sectores de menores ingresos.




El programa de garrafas sociales, que apunta a subsidiar esos tanques para hogares de bajos ingresos, sufre múltiples inconvenientes en su aplicación. Hay quejas por parte de los usuarios ya que las garrafas no se consiguen a los precios pautados por el ministerio de Energía. En la práctica, cuestan entre 50% y 100% más del valor oficial ($ 135).

En el gobierno también hay preocupación al respecto y se está analizando ponerle un "chip" a las garrafas, para poder identificarlas y que los fraccionadoras -las que se encargan de despachar estos pequeños tanques al público- desistan de hacer trampas e inflar los precios.

Las garrafas sociales debieran llegar a 2,6 millones de hogares. La inmensa mayoría no tiene acceso a la red de gas. Para miles de personas, es la única forma de calefaccionarse y de cocinar.

El Gobierno, a través de ANSeS, transfiere $ 114,38 a cada hogar identificado como vulnerable para que pueda comprar una garrafa. El precio oficial de ese artefacto, con 10 kilos de gas, es de $ 135. Sin embargo, en los barrios cuentan que les piden entre $ 200 y $ 250 para conseguirla. Las diferencias con el importe oficial pueden ahondarse aún más en el interior.

El fraccionamiento de gas en garrafas es realizado por firmas regionales. Las empresas grandes dicen que detectaron manejos irregulares, en connivencia con sectores políticos municipales y provinciales del interior.

En el ministerio de Energía están evaluando la posibilidad de añadirle un "chip" a cada garrafa, para que pueda ser seguida y monitoreada. De esta forma, estiman, se podrían evitar los desvíos y sobreprecios.

Fuente: clarín.com

1 comentario:

  1. Hola como estan mi marido cobraba la garrafa pero hace un tiempo no la cobro mas que debo hacer

    ResponderEliminar